niña en revisión dental

Caries: ¿Por qué tratarlas?

Caries: ¿Por qué tratarlas?, ¿Qué problemas pueden surgir si no se tratan?

Podemos padecer de caries prácticamente en cualquier etapa de nuestra vida. Durante la infancia y la adolescencia, por lo menos hasta ahora, los afectados suelen acudir con bastante asiduidad al dentista para tratarlas; el problema surge en la edad adulta. Y eso que la aparición de este trastorno se dispara a partir de los 30 años, llegando a afectar al 95% de la población.

Es importante no confundir las caries con la sensibilidad dental. En muchos casos, ambas patologías pueden presentar síntomas comunes, pero en el caso de la sensibilidad dental, el tratamiento puede ser tan sencillo como usar dentífricos especiales. De todas formas, si se tienen dudas, lo mejor es acudir a su dentista.

En el caso de las caries, lo mejor es detectarlas cuanto antes y ponerles remedio en la fase más temprana. Cuando esto no sucede, la  caries comienza a desarrollarse, pasando por distintas fases:

  • Primera Fase:
    • En esta fase, las bacterias atacan el esmalte, deteriorando el brillo natural de los dientes. También pueden aparecer manchas blancas y el desgaste del esmalte comienza. Las manchas, que en un principio eran blancas, cambian de color, y se empieza a tener sensibilidad ante el frío, el calor y el dulce.
  • Segunda Fase:
    • Durante esta fase de la caries, comienza a formarse un agujero en el diente. Durante esta fase la reparación todavía es superficial, y se puede detener su avance antes de que afecte a la pulpa dental.
  • Tercera Fase:
    • Durante ésta, la caries ha llegado a afectar la superficie de pulpa dental. Durante esta fase el dolor va en aumento, haciéndose molestas acciones tan cotidianas como el comer o dormir.
  • Cuarta Fase:
    • Si llegados a este punto la caries no ha sido tratada, la infección afecta plenamente al nervio del diente. El dolor se hace insoportable y es muy posible que pueda aparecer un flemón. Durante esta fase la infección puede extenderse a la encía y al hueso, pudiendo provocar la retracción de los mismos. Llegados este punto, se hace inevitable el realizar un tratamiento endodóntico.
  • Quinta Fase:
    • Si se llega a esta fase sin haber tratado la caries, lo más probable es que ésta haya destruido la mayor parte visible del diente. Llegados a este punto, se hace imposible salvar la pieza dental, dejando como única opción extraer los restos del mismo que hayan podido quedar.

Por todo ello, si se quiere evitar la pérdida de piezas dentales y los tratamientos caros (un empaste es más económico que una endodoncia, y ésta última es más económica que la reposición de una pieza dental mediante implante), se hace necesario el tener una buena higiene dental y acudir a revisiones periódicas su dentista de confianza.

No esperes más, llámanos y pide cita para una revisión dental.

Si quieres tener más información o quieres resolver cualquier duda, puedes ponerte en contacto con:

Clínica Dental Garrido Madarnás

Dentista en Pontevedra

Teléfono: 986 070 871

Fuentes: Consejo de Dentistas, El Mundo

Publicado en Consejos, Higiene, Niños, Salud y etiquetado , , , , .