Vaping: Cigarrillo electrónico

Vaping: ¿Puede producir cáncer oral?

El Vaping puede aumentar las posibilidades de desarrollar un cáncer oral, según un nuevo estudio de la Universidad de Minnesota (Estados Unidos).

¿Qué es el “Vaping”?

El “Vaping” se trata de un término anglosajón. Con esta palabra designamos el uso de cigarrillos electrónicos, u otros dispositivos, para respirar nicotina en lugar de fumar.

Vaping: Mujer Fumando cigarrillo electrónico

¿Puede el Vaping aumentar el riesgo de padecer cáncer oral?

Según el estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Minnesota; el vapeo aumenta los niveles de sustancias químicas que dañan el ADN, como el formaldehído, la acroleína y el metilglioxal, en la saliva.

La exposición a estos productos químicos aumentan el riesgo de padecer cáncer oral.

“Está claro que hay más carcinógenos derivados de la combustión del tabaco en los cigarrillos normales que del vapor de los cigarrillos electrónicos”; dijo Silvia Balbo, investigadora Principal.

Sin embargo, la investigadora también concluye que: “Se desconoce realmente el impacto de inhalar la combinación de compuestos producidos por el cigarrillo electrónico”.

“Sólo porque las amenazas sean diferentes no significa que los cigarrillos electrónicos sean seguros”.

Popularidad del Vaping:

La popularidad de los cigarrillos electrónicos continúa en aumento.

Public Health England dijo anteriormente que los cigarrillos electrónicos son un 95% menos dañinos para la salud que los cigarrillos de tabaco.

Su informe, titulado E-cigarettes: una actualización de la evidencia, concluyó que el vaping puede ayudar a los fumadores a dejar de fumar.

Sin embargo, las autoridades sanitarias, así como sus profesionales, aconsejan no usar los cigarrillos electrónicos.

Por otro lado, el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT)  afirma que los cigarrillos electrónicos no son más saludables ni “milagro” para dejar de fumar

Fumar es la causa de muchos problemas graves de salud oral, incluido el empeoramiento de la enfermedad de las encías.

También es responsable de la mayoría de los cánceres de boca y es la causa directa de miles de muertes cada año.

Si quieres consejos sobre cómo dejar de fumar o como prevenir sus causas mediante una buena higiene oral, habla con tu dentista o médico.

Si quieres tener más información o quieres resolver cualquier duda, puedes ponerte en contacto con:

Clínica Dental Garrido Madarnás

Dentista en Pontevedra

Teléfono: 986 070 871

Periodontitis, un problema cada vez más habitual

Periodontitis: ¿Por qué puedes ser propenso a los problemas de encías?

“…Dorctor, tengo la encía inflamada y más roja de lo normal y me sangra tras el cepillado…” Esto puede parecer una consulta aislada al dentista, que se repite de manera más reiterada en personas entre los 30 y los 50 años. De hecho, la periodontitis afecta al 50% de los españoles.

Gingivitis picture

La periodontitis, denominada comunmente piorrea, es una enfermedad que se inicia habitualmente con una gingivitis, para seguir posteriormente con una pérdida de encía y hueso,  y culminando por último en una pérdida del diente en caso de que no sea tratada.

¿Por qué se puede ser propenso a los problemas de encías?

La enfermedad periodontal puede afectar a cualquier persona y, por desgracia, cada vez está apareciendo a una edad más temprana. Sin embargo, su aparición más habitual suele ser a partir de los treinta años; y se pueden distinguir grupos de personas que son más propensas a padecerla:

  • Fumadores: El tabaco es uno de los factores de riesgo más significativo para el desarrollo de la comunmente conocida como piorrea. De hecho, se estima que alrededor de un 70% de las personas fumadoras o exfumadoras ha padecido algúna patología relacionada con la periodontitis. ¿Por qué? Los fumadores padecen una fuerte disminución de las defensas de la encía frente al ataque bacteriano, lo que aunmenta la posibilidad de padecer la enfermedad periodontal.
  • Diabéticos: Las personas que padecen de diabetes son más propensas a las infecciones dentales como la inflamación de las encías (gingivitis o incluso periodontitis). Esto es debido a que experimentan una disminución del flujo de la saliva y padecen una sensación de ardor en la boca o en la lengua, lo que termina facilmente en esta patología.
  • Estrés: Se ha demostrado que existe una relación entre el estrés, la ansiedad o depresión y la periodontitis. El incremento de los niveles de cortisona es un factor que contribuye a disminuir las defensas inmunes del cuerpo, haciéndolo más susceptible a esta enfermedad.
  • Embarazo: Durante el embarazo, nuestro cuerpo padece muchos cambios y fluctuaciones hormonales que afectan también a la salud bucodental. De hecho, los expertos aseguran que un alto porcentaje de embarazadas padecen durante el periodo de gestación algún tipo de enfermedad gingival.
  • Mujeres menopaúsicas: Durante este periodo, el descenso de producción de hormonas repercute directamente en la mucosa bucal, la salud de las encías y el hueso que sostiene nuestra dentadura.

Consejos de tu dentista

Aunque es muy importante prestar atención a la salud de las encías en todo momento; se hace mucho más necesario el realizar revisiones periódicas en el caso de que nos encontremos dentro de alguno de estos grupos de riesgo. Acudir al dentista para un diagnóstico certero es fundamental para preservar la salud de las encías y evitar la pérdida de piezas dentales.

Una buena higiene bucal diaria, aacompañada de una buena alimentación, pueden ser también factores determineantes que nos pueden ayudar a prevenir problemas de encías.

No esperes más, llámanos y pide cita para una revisión dental.

Si quieres tener más información o quieres resolver cualquier duda, puedes ponerte en contacto con:

Clínica Dental Garrido Madarnás

Dentista en Pontevedra

Teléfono: 986 070 871

Fuente: Consejo de Dentistas y El Mundo

 

niña en revisión dental

Caries: ¿Por qué tratarlas?

Caries: ¿Por qué tratarlas?, ¿Qué problemas pueden surgir si no se tratan?

Podemos padecer de caries prácticamente en cualquier etapa de nuestra vida. Durante la infancia y la adolescencia, por lo menos hasta ahora, los afectados suelen acudir con bastante asiduidad al dentista para tratarlas; el problema surge en la edad adulta. Y eso que la aparición de este trastorno se dispara a partir de los 30 años, llegando a afectar al 95% de la población.

Es importante no confundir las caries con la sensibilidad dental. En muchos casos, ambas patologías pueden presentar síntomas comunes, pero en el caso de la sensibilidad dental, el tratamiento puede ser tan sencillo como usar dentífricos especiales. De todas formas, si se tienen dudas, lo mejor es acudir a su dentista.

En el caso de las caries, lo mejor es detectarlas cuanto antes y ponerles remedio en la fase más temprana. Cuando esto no sucede, la  caries comienza a desarrollarse, pasando por distintas fases:

  • Primera Fase:
    • En esta fase, las bacterias atacan el esmalte, deteriorando el brillo natural de los dientes. También pueden aparecer manchas blancas y el desgaste del esmalte comienza. Las manchas, que en un principio eran blancas, cambian de color, y se empieza a tener sensibilidad ante el frío, el calor y el dulce.
  • Segunda Fase:
    • Durante esta fase de la caries, comienza a formarse un agujero en el diente. Durante esta fase la reparación todavía es superficial, y se puede detener su avance antes de que afecte a la pulpa dental.
  • Tercera Fase:
    • Durante ésta, la caries ha llegado a afectar la superficie de pulpa dental. Durante esta fase el dolor va en aumento, haciéndose molestas acciones tan cotidianas como el comer o dormir.
  • Cuarta Fase:
    • Si llegados a este punto la caries no ha sido tratada, la infección afecta plenamente al nervio del diente. El dolor se hace insoportable y es muy posible que pueda aparecer un flemón. Durante esta fase la infección puede extenderse a la encía y al hueso, pudiendo provocar la retracción de los mismos. Llegados este punto, se hace inevitable el realizar un tratamiento endodóntico.
  • Quinta Fase:
    • Si se llega a esta fase sin haber tratado la caries, lo más probable es que ésta haya destruido la mayor parte visible del diente. Llegados a este punto, se hace imposible salvar la pieza dental, dejando como única opción extraer los restos del mismo que hayan podido quedar.

Por todo ello, si se quiere evitar la pérdida de piezas dentales y los tratamientos caros (un empaste es más económico que una endodoncia, y ésta última es más económica que la reposición de una pieza dental mediante implante), se hace necesario el tener una buena higiene dental y acudir a revisiones periódicas su dentista de confianza.

No esperes más, llámanos y pide cita para una revisión dental.

Si quieres tener más información o quieres resolver cualquier duda, puedes ponerte en contacto con:

Clínica Dental Garrido Madarnás

Dentista en Pontevedra

Teléfono: 986 070 871

Fuentes: Consejo de Dentistas, El Mundo

Las mujeres que sufren periodontitis tienen más problemas para quedarse embarazadas

Según investigadores de la Universidad de Helsinki (Finlandia), las mujeres que sufren periodontitis tienen más problemas para quedarse embarazadas.

A las evidencias que ya exinten en la actualidad sobre el impacto negativo de la enfermedad periodontal sobre la salud, se une ahora un nuevo estudio realizado por Investigadores de la Univerisidad de Helsinki, en el que se señala que las mujeres que presentan una mala salud bucodental tienen muchas más dificultades para quedarse embarazadas que aquellas que presentan una buena salud dental.

Según concluye dicho estudio, de tipo observacional, publicado en la revista “Journal of Oral Microbiology”, las mujeres en edad de procrear que tienen una mala salud bucodental pueden tener más complicado el quedarse embarazadas.

Para ser mas exactos, aquellas mujeres cuya saliva contiene las bacterias “Porphyromonas gingivalis” y de “Aggregatibacter Actinomycetemcomitans“, que están asociadas a enfermedades como la periodontitis.  Para llevar a cabo este estudio, los investigadores siguieron durante 12 meses a un total de 256 mujeres que, dentro del rango de los 19 a los 42 años de edad, habían dejado de tomar la píldora con el fin de intentar quedarse embarazadas.

Bact. Gram Negativas

Una vez finalizados los 12 meses de estudio, se constató que la presencia de “P. gingivalis” era mucho más frecuente en la saliva de aquellas mujeres que no lograron quedarse embarazadas que en la de las que sí que lo lograron. También se constató que los niveles de anticuerpos frente a la bacteria fueron mucho mayores en la saliva de las mujeres que no estaban embarazadas que en la de las nuevas gestantes.

Los resultados sacaron a relucir que las mujeres en las que se detectó “P. gingivalis” en la saliva, y que mostraban un nivel elevado de anticuerpos frente a la bacteria, tuvieron hasta un 3,75 más de promabilidad de no quedarse embarazadas.

Fuente: Revista Gaceta Dental

Las caries son consecuencia de la higiene.

LAS CARIES SON CONSECUENCIA DE LA HIGIENE Y LA ALIMENTACIÓN, NO DE LOS GENES.

Higiene dental infantil para prevenir las caries

La flora bucodental posee gran diversidad de bacterias, entre ellas las causantes de la caries. El aumento de la presencia de éstas últimas viene determinado por nuestros hábitos de higiene y nuestra dieta, no por nuestra herencia genética.

Las caries vienen a ser uno de los problemas más habituales en el ámbito de la salud bucodental. Las Caries se caracterizan por provocar cavidades en el esmalte del diente o muela, pudiendo llegar a provocar que la pulpa o nervio dental quede expuesta a las infecciones; por lo que deben ser inmediatamente tratadas a fin de evitar dolores y la necesidad de aplicar tratamientos más complejos y costosos como la endodoncia. Estas cavidades se producen por la acción de los ácidos generados por bacterias presentes en nuestra flora bucodental, las cuales se alimentan básicamente de azúcares y ácidos ingeridos por el ser humano.

De echo, un estudio llevado a cabo por investigadores de del Instituto J. Craig Venter en Rockville (EE.UU.), ha demostrado que la salud de nuestra salud bucodental está directamente relacionada con la calidad de la higiene dental que tengamos y con nuestra dieta -sobretodo en lo relacionado con el consumo de azúcar.

Desde principios del siglo XX, se sabe de manera fehaciente que la formación de las caries se deben principalmente a la composición de la flora de nuestra boca. muy especialmente a la presencia de la bacteria ‘Streptococcus mutans’. Esta última bacteria es la responsable de la liberación de ácidos que erosionan el esmalte dental después de la ingesta de cualquier comida.

Las caries: como cuidar tu boca

Pero, ¿qué factor tiene más importancia en la composición de nuestra flora bucodental? ¿Los genes o los factores externos?

Con objeto de evaluar la influencia del ambiente, esto es, de la higiene y cuidado bucal, y descartar todo posible condicionante genético, los autores analizaron los microbiomas orales de 280 parejas de mellizos –hermanos que, si bien alumbrados en el mismo parto, no comparten el mismo genoma al haberse desarrollado en óvulos distintos– y de 205 parejas de gemelos idénticos –hermanos desarrollados a partir de un mismo cigoto, y, por tanto, con un genoma similar–, todos con edades comprendidas entre los 5 y los 11 años.

Los resultados mostraron una mayor similitud entre gemelos que entre mellizos, tal y como cabía esperar. Entonces, ¿la carga genética es mayor que la ambiental en lo que se refiere a las caries?. La respuesta es que NO, puesto que las especies de bacterias cuya presencia esta ligada a la genética no son las implicadas en la aparición de las caries.

Es más, este estudio demuestra que las bacterias que dependen de la carga genética van disminuyendo, en nuestra flora bucal, con el paso de los años. Esto implica que, con el paso de los años, las bacterias “heredadas” disminuyen considerablemente dando lugar a que las bacterias dependientes del factor ambiental sean más numerosas.

Cuidado con el azúcar

En definitiva, nuestra higiene y cuidado bucodental, que no los genes legados por nuestros padres, son los principales responsables de que padezcamos o no una caries. De hecho, los autores desatacan entre sus resultados el hallazgo de una asociación entre ciertas especies bacterianas específicas y el consumo de azúcar.

Como concluyen los investigadores, «las bacterias asociadas con una menor incidencia de caries se encontraron en menor abundancia en los gemelos cuyas comidas y bebidas tenían un alto contenido en azúcar añadido. Por el contrario, las bacterias más comunes en los niños que consumían mucho azúcar se asociaron con una mayor incidencia de caries».

Fuente: ABC Salud

Primeros pasos para mejorar la salud bucodental.

Primeros pasos para mejorar la salud bucodental.

El Parlament de Cataluña aprueba una enmienda para mejorar la salud bucodental de los catalanes.

Consejos de tu dentista

  • El texto, presentado por el grupo parlamentario de Ciudadanos, insta al Govern a potenciar las políticas de prevención de la sanidad odontológica pública y a mejorar su regulación.
  • Antoni Gómez, presidente del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Cataluña: “se trata de una jornada histórica porque, finalmente, la Odontología entra en el Parlamento”.

El Parlament de Cataluña ha aprobado durante la sesión de ayer una moción sobre Políticas Sanitarias en Odontología. El texto, presentado por el grupo parlamentario de Ciudadanos, insta al Govern de la Generalitat a potenciar la política de prevención de la sanidad odontológica pública, también a promover un código de buenas prácticas para el sector y a mejorar su regulación.

La moción posee 19 puntos y, en cuanto a los servicios odontológicos de la sanidad pública, pide mejorar la detección precoz del cáncer oral de Cataluña desarrollando un plan multidisciplinar en la Atención Primaria. En lo referente a la protección de los usuarios y de los trabajadores, habla de promover un código de buenas prácticas y protocolos de actuación con las organizaciones de personas consumidoras, colegios profesionales y las empresas que prestan servicios odontológicos y la Agencia Sanitaria de Consum, con el fin de mejorar las prácticas en el sector y establecer vías de diálogo y tramitación de las quejas, reclamaciones y denuncias que presenten los usuarios, presentando un informe anual a la comisión de salud del Parlament.

Finalmente, destaca también la inclusión de un punto en el que se insta al Govern a revisar y garantizar el cumplimiento de la normativa que afecta a las promociones de los tratamientos sanitarios odontológicos en forma de ofertas económicas, rebajas, premios, incentivos, subvenciones o cualquier otro tipo de atractivo económico así como la publicidad engañosa. En esta línea, se habla también de intensificar todas las medidas necesarias para garantizar la regularización y, en su caso, el cierre de todas aquellas clínicas dentales y cualquier otro establecimiento que ofrezca servicios sanitarios sin estar autorizadas o sin que reúna todos los requisitos que le sean exigibles.

La moción propuesta por Ciudadanos, con algunas enmiendas, ha recibido un amplio apoyo de los grupos parlamentarios que han aprobado una parte importante por unanimidad. El único punto que no se ha aprobado es el que instaba al Govern a presentar un proyecto de ley, antes de tres meses desde la aprobación de la presente moción, que garantice la regulación y el cumplimiento de los puntos aprobados.

Fuente: Consejo de Dentistas

¿ Te muerdes las uñas ?

¿ Te muerdes las uñas ?, ¿No puedes evitar hacerlo?. Pues, de que sigas o no con este hábito, puede depender que se te caigan los dientes.

Piensa que todos los gérmenes que se han ido acumulando a lo largo del día van a parar a tu boca cada vez que te muerdes las uñas.

Un estudio realizado entre los trabajadores de un hospital, ha desvelado que los virus más habituales entre este colectivo son los Staphylococcus y Cándida. Estas bacterias pueden causar, entre otras, diarreas, vómitos, enfermedades en la piel, candidiasis bucal, etc.

niño_mordiendo_uñasDejando a un lado el problema estético, la onicofagia (morderse las uñas) produce daños colaterales en otras partes del organismo, como la boca y el intestino. De hecho, un estudio realizado en la Universidad de Medicina de Breslavia (Polonia), con 339 estudiantes, detectó peor calidad de vida entre quienes dentelleaban sus uñas. Según explica la doctora Rosa Ortega del Olmo, dermatóloga y profesora en la Universidad de Medicina de Granada, esta parte del cuerpo no es tóxica en sí misma, “lo que sí es dañino son los gérmenes o sustancias tóxicas que se hayan tocado y que pueden acumularse en esa zona”.

Uno de las causas más habituales que produce la onicofagia es el cambio en la estética de la uña, ya que ésta suele tender a volverse más ancha y más corta, llegando a estar rodeadas de pequeñas heridas alrededor que pueden llegar a infectarse.

Además de las posibles repercusiones antes mencionadas, la onicofagia puede ser culpable de otras alteraciones de la salud tales como:

  1. uñas_mordidasHeridas en los dedos: Las personas que se murden las uñas suelen lesionarse el lecho ungueal (tejido sobre el que asientan las mismas). Las heridas producidas por esta manía suelen infectarse fácilmente con virus (pudiendo formar verrugas), con bacterias (formando pus); incluso pudiendo llegar a infectarse con herpes o con hongos, produciendo así inflamación. Todos estos gérmenes pueden pasar fácilmente a los labios y a la mucosa labial.
  2. Desgaste de los dientes: Ésta es otra de las consecuencias de morderse las uñas habitualmente. Concretamente se produce un desgaste severero en los incisivos superiores e inferiores. Este hábito provoca microtraumatismos que desprenden partículas de esmalte, lo cual hace que las piezas se vayan recortando. En casos severos, puede haber microfracturas del borde incisal.morder_uñas
  3. Infecciones Intestinales: La onicofagia favorece el contagio de parásitos intestinales, sobre todo en los niños, población en la que es muy frecuente. Según la Asociación Española de Pediatría, existen hasta once tipos de parásitos. Uno de los más conocidos es el oxiuro, popularmente conocido como lombriz, un parásito blanco y muy delgado que vive en nuestro cuerpo: “Sus huevos, que no son visibles al ojo humano, pueden estar bajo las uñas; y, al morderlas, pasan al aparato digestivo y lo colonizan. El principal síntoma es el picor que producen en la zona anal. Si el niño se rasca, vuelve a infectarse y lo contagia a otras personas”.
  4. Alteración en la mandíbula: Un estudio realizado explica que existe un mayor riesgo entre las personas que se muerden las uñas de que sufran trastornos en la mandíbula que pueden producir dolor y molestias al masticar.
  5. Lesiones en las encías: Al mordisquear la uña pueden clavarse pequeños trozos de las mismas entre la encía y el diente, produciendo lesiones que, en los casos más graves, dan lugar a gingivitis (inflamación de las encías) y enfermedad periodontal (inflamación y sangrado de la encía y mal aliento).

Sonrisas navideñas sanas

Sonrisas navideñas sanas.

En navidades nuestra rutina alimenticia se ve alterada, y por ende nuestra higiene bucal. Las comidas copiosas, los turrones, los mazapanes, etc…; en general toda nuestra dieta se ve alterada. Con frecuencia, la rutina en los hábitos de cepillado e higiene dental también se ve afectada, y esto puede repercutir muy negativamente en nuestra salud bucodental y, por consiguiente, en nuestra salud general.

pavo_navidad

Es por todo esto por lo que, desde Clínica Dental Garrido Madarnás, queremos aportar algunos consejos para ayudarte a mantener una correcta higiene bucal:

  1. Controla el consumo de alimentos, especialmente los dulces como turrones, pasteles o frutas confitadas; ya que contienen grandes cantidades de azúcar. Intenta comer con moderación evitando picar entre horas, sobre todo si no vas a poder cepillarte los dientes a continuación. Está demostrado que el consumo azúcar, unida a una mala higiene, facilita la aparición de caries.
  2. turronesCuidado con los alimentos duros!!: Evita morder el turrón duro o los mariscos, especialmente con los dientes delanteros o si llevas ortodoncia, empastes, reconstrucciones o endodoncias. Estos dientes son más frágiles y pueden fracturarse, caerse los empastes o despegarse carillas.
  3. Sensibilidad dental: Las bebidas frías, o ácidas (vino, cerveza, refrescos de cola, etc.) pueden provocar un incremento de la sensibilidad dental y una desmineralización de los dientes.
  4. Haz de tu cepillo de dientes un fiel compañero: El comer fuera de casa no es excusa para no cepillarte los dientes. Hoy en día existen muchos formatos muy cómodos para llevar encima.
  5. Aprovecha esta época para llevar una dieta sana: ¿Sabías que las propiedades de algunos mariscos y pescados ayudan a prevenir la aparición de caries y la inflamación gingival? Como fuente de calcio y para mejorar nuestros niveles de vitaminas A y B, los lácteos son los mejores aliados.
  6. Limita el consumo de alcohol y tabaco: Tiñen los dientes y nos hacen más vulnerables a enfermedades bucodentales. También aumentan el riesgo de padecer halitosis, a parte de otras enfermedades.
  7. Lucha contra la halitosis: El mal aliento puede influir incluso en tu imagen personal, es por ello que es importante tener siempre un aliento fresco. Cuando te cepilles los dientes, no olvides también repasar la lengua. Como complemento, puedes usar colutorios que no contenga alcohol.
  8. Acostarte tarde no es excusa para no cepillarte los dientes. El cepillado más importante es el de antes de irte a dormir, ya que es durante la noche cuando se forman con mayor facilidad los ácidos y, también, cuando disminuye nuestra secreción salival.
  9. Regala sonrisas sanas: Aprovecha estas fiestas y que los niños no están en clases para hacer una revisión bucodental, sobre todo si tienes molestias. No dejes que las molestias se conviertan en dolores mayores. Acude a tu dentista.

Feliz Navidad y próspero año nuevo!!

feliz_navidad

#sonrisassanas #navidadsaludable #felizanavidad

El cepillado de dientes: Errores que cometemos.

Aunque se trata de una actividad habitual en nuestra rutina diaria, es habitual que como mínimo caigamos en uno o varios de estos errores durante el cepillado de dientes.

1. No dedicarle el tiempo suficiente a cepillarse los dientes: la mayoría de la gente no pasa, no pasamos, el suficiente tiempo cepillándonos los dientes. Los dentistas recomiendan cepillarse durante al menos dos o tres minutos, pero rara vez los usuarios llegamos a cumplir ese tiempo. Un buen truco para lograrlo es simplemente contabilizar el tiempo con la ayuda de un reloj.

2. Cepillamos demasiado fuerte: las posibilidades de rotura del esmalte aumentan cuando se cepilla con demasiada fuerza. Si además tenemos costumbre de apretar demasiado los dientes, nuestro esmalte corre un grave peligro porque con la continua presión se puede profundizar en las capas internas del diente. Además, un cepillado agresivo puede ser igualmente peligroso para las encías sensibles, causando irritación y sangrado. Si usamos un cepillo dental eléctrico será más fácil no hacerlo mal.

3. Una mala elección de la pasta de dientes: llevamos tiempo abusando, aunque obviamente no en todos los casos, de pastas de dientes demasiado abrasivas. Esto sucede sobre todo en los tratamientos blanqueantes más “caseros”. No quiere decir que estas pastas no cumplan lo que prometen, pero suelen ser demasiado agresivas para nuestro esmalte llegando incluso a producir dolor y sensibilidad. Prueba alguna vez a hacer tu propia pasta de dientes.

4. No usar hilo dental (o hacerlo mal): el hilo dental sirve precisamente para esas zonas donde el cepillo no puede llegar. Y es necesario. Las caries se forman con mayor frecuencia en las superficies donde se tocan dos dientes. Las bacterias quedan atrapadas allí, se alimentan de los azúcares de las partículas de los alimentos y corroen el esmalte, lo que a la larga se transformará en una caries.

5. No usar enjuague final: tras un cepillado eficaz y el uso del hilo dental, el enjuague final es un paso clave para asegurarse de que las bacterias abandonan nuestra boca. Es aconsejable usar un enjuague bucal sin alcohol, o uno de fluoruro para reforzar y fortalecer el esmalte dental y prevenir las caries.

El cepillado de dientes: Errores que cometemos.