El cepillado de dientes: Errores que cometemos.

Aunque se trata de una actividad habitual en nuestra rutina diaria, es habitual que como mínimo caigamos en uno o varios de estos errores durante el cepillado de dientes.

1. No dedicarle el tiempo suficiente a cepillarse los dientes: la mayoría de la gente no pasa, no pasamos, el suficiente tiempo cepillándonos los dientes. Los dentistas recomiendan cepillarse durante al menos dos o tres minutos, pero rara vez los usuarios llegamos a cumplir ese tiempo. Un buen truco para lograrlo es simplemente contabilizar el tiempo con la ayuda de un reloj.

2. Cepillamos demasiado fuerte: las posibilidades de rotura del esmalte aumentan cuando se cepilla con demasiada fuerza. Si además tenemos costumbre de apretar demasiado los dientes, nuestro esmalte corre un grave peligro porque con la continua presión se puede profundizar en las capas internas del diente. Además, un cepillado agresivo puede ser igualmente peligroso para las encías sensibles, causando irritación y sangrado. Si usamos un cepillo dental eléctrico será más fácil no hacerlo mal.

3. Una mala elección de la pasta de dientes: llevamos tiempo abusando, aunque obviamente no en todos los casos, de pastas de dientes demasiado abrasivas. Esto sucede sobre todo en los tratamientos blanqueantes más “caseros”. No quiere decir que estas pastas no cumplan lo que prometen, pero suelen ser demasiado agresivas para nuestro esmalte llegando incluso a producir dolor y sensibilidad. Prueba alguna vez a hacer tu propia pasta de dientes.

4. No usar hilo dental (o hacerlo mal): el hilo dental sirve precisamente para esas zonas donde el cepillo no puede llegar. Y es necesario. Las caries se forman con mayor frecuencia en las superficies donde se tocan dos dientes. Las bacterias quedan atrapadas allí, se alimentan de los azúcares de las partículas de los alimentos y corroen el esmalte, lo que a la larga se transformará en una caries.

5. No usar enjuague final: tras un cepillado eficaz y el uso del hilo dental, el enjuague final es un paso clave para asegurarse de que las bacterias abandonan nuestra boca. Es aconsejable usar un enjuague bucal sin alcohol, o uno de fluoruro para reforzar y fortalecer el esmalte dental y prevenir las caries.

El cepillado de dientes: Errores que cometemos.

Consejos: Cómo elegir una clínica dental.

Consejos: Cómo elegir una clínica dental.

A veces es complicado elegir una buena clínica dental teniendo en cuenta la oferta existente y sobre todo la publicidad que muchas veces encontramos (con frecuencia engañosa). Una buena clínica dental, con buenos profesionales, pueden asegurar nuestra salud dental, en cambio una mala elección puede acarrearnos muchos problemas.

Desde Clínica Dental Garrido Madarnás, quiero ofrecerle algunos consejos para que pueda discernir entre unas clínicas y otras, teniendo en cuenta varios aspectos: los profesionales que le tratarán, las instalaciones, recomendaciones de amigos y familiares, una visita a la clínica y la pertenencia de esta a algún sello de calidad que le ofrezca la garantía de un buen tratamiento.

Así mismo es importante fijarse que en la fachada o en la puerta de la clínica aparezca el nombre completo del odontólogo que ejerza allí,  junto con su número de colegiación registrado en el Colegio Oficial De Dentistas al que pertenezca. Esto es un indicativo de que estamos ante una clínica que ofrece unas garantías, que responde.

Es muy importante que los profesionales que trabajen en la clínica dental que elija tengan los conocimientos necesarios y la experiencia suficiente en el área en el que son especialistas. Para ejercer como odontólogo se precisa de titulación oficial, Odontología, pero es importante que los profesionales se hayan reciclado o especializado mediante másters o postgrados, acudan a cursos y conferencias con regularidad y conozcan las últimas técnicas. Además existen especialidades de la Odontología que precisan de otra formación complementaria.

El compromiso con los pacientes por parte de los profesionales que trabajan allí es otro elemento importante. Este hecho, unido a una escasa rotación de los odontólogos en la clínica, nos asegura que seremos tratados de forma personalizada por una persona que conoce nuestro caso, que ha seguido nuestra evolución y tratamientos (que siempre nos traten los mismos profesionales).

Las instalaciones nos darán una buena pista de qué tipo de clínica dental estamos visitando: una clínica cuidada, con instalaciones cómodas, en la que existe una higiene tanto del espacio como del material nos hace comprender que estamos delante de una buena clínica dental. Además es importante que los materiales que utilicen sean de marcas reconocidas por la comunidad científica.

Habitualmente amigos y familiares pueden darnos consejos sobre clínicas dentales a las que acuden, es importante escucharlos y valorar sus opiniones, ya que pueden ser de gran ayuda.

Una vez decididos por una clínica visite sus instalaciones, establezca una primera visita para poder valorar el trato recibido, los espacios, la calidad asistencial, las técnicas diagnósticas…

familia sonriendo

Consejos Bucodentales para después del verano

Después de las vacaciones quiero ofrecerte algunos consejos bucodentales sencillos pero imprescindibles, si no queremos que nuestra boca se vea afectada por enfermedades que han podido ser provocadas por el calor y los excesos alimenticios.

  1. Cuidar aún más la higiene bucal

Es fundamental mantener una adecuada higiene dental aunque durante los meses de verano nos haya resultado más difícil, ahora es el momento de volver a la rutina o comenzar con ella, puesto que el calor y los cambios en la dieta han podido provocar la proliferación de bacterias que podrían derivar en caries o gingivitis, entre otras cosas.

acis¡No olvides el cepillado después de cada comida y también antes de ir a dormir!

  1. Buena digestión = Buena alimentación

La boca forma parte fundamental de nuestro organismo porque, entre otras cosas, a través de ella ingerimos los alimentos. Para realizar una digestión adecuada es necesario cuidar nuestra nutrición puesto que en el periodo vacacional las barbacoas, aperitivos, refrescos azucarados o bebidas alcohólicas han dañado nuestro organismo por lo que volver a una dieta equilibrada nos permitirá prevenir ciertas enfermedades.

La ingesta abundante de agua, zumos, fruta y verduras son muy importantes porque te ayudarán a mantener hidratado tu organismo y, de paso, a prevenir ciertas patologías orales.

Te recomendamos el consumo de fruta como kiwi, el melón o la sandia y evitar las bebidas alcohólicas. Un consumo excesivo puede derivar en infecciones bucodentales, provoca caries e incluso cáncer oral.

  1. A la vuelta de las vacaciones visita a tu dentista

Tras el verano, en el que solemos cometer algunos excesos, es un buen momento para visitar a nuestro dentista de confianza. Una revisión para toda la familia nos dejará mucho más tranquilos para iniciar con fuerzas el nuevo curso escolar o laboral.

¿Cómo actuar ante un traumatismo dental en niños?

¿Qué debe ser lo que debemos hacer si nuestro hija o hijo sufre un traumatismo dental ?

Esta información puede seros útil, sobre todo ahora en vacaciones, en caso de que vuestros niños sufran un traumatismo dental. Es importante tener en cuenta que siempre se debe visitar al especialista en odontología en estas situaciones, y especialmente cuando se trata de dentición definitiva.

Como los peques tienen mucha energía no paran de jugar, saltar, trepar es incluso se atreven con movimientos más arriesgados como arrastrarse por pendientes pronunciadas encima de un monopatín, etc. Es decir, están expuestos a todo tipo de golpes.

En torno al primer año de vida y hacia los seis / nueve años es cuando más traumatismos dentales ocurren. Tras un golpe de estas características se puede plantear una de las siguientes situaciones:

1.-Tras sufrir el traumatismo el niño tiene todos los dientes en la boca. En este caso se debe valorar con mucho cuidado si se mueven o si falta algún fragmento.

Si los dientes no se mueven, el niño muerde igual que antes y le falta un fragmento de diente, hay que buscar el fragmento y, si éste es de tamaño grande, guardarlo, evitando que se deshidrate, y acudir a su centro odontológico de referencia.

2.-Le falta algún diente después del accidente, tras atender al pequeño buscaremos la pieza que falta y la guardaremos (sin frotarla) en suero de leche, suero fisiológico o saliva si no disponemos de los otros dos medios (una buena opción es utilizar leche desnatada, que es de los líquidos a nuestro alcance que menos daños pueden provocar al diente). Acudiremos al dentista lo antes posible para que pueda reimplantar el diente si es permanente.

Avulsión dental

En el caso de los dientes de leche no se contempla dicho tratamiento, ya que existe riesgo de lesiones en el germen del diente permanente.

Nuestra actuación ante un traumatismo dental

En primer lugar intentaremos disminuir la ansiedad del niño, esto nos ayudará a valorar la situación. Después ya revisaremos su boca y su cara para observar los posibles daños que haya sufrido.

Si observamos pérdida de conciencia, dolor de cabeza, desorientación o vómitos… es preciso llevar al niño a un centro hospitalario para su control, y esto lo haremos también en caso de observar deformaciones faciales que indicarían fracturas mayores que las dentarias.

En ocasiones los traumatismos dentales en los bebes pasan desapercibidos hasta que los padres detectan un cambio en la coloración (sobre todo de los incisivos superiores), que puede ser gris, amarillenta o rosada.

Esto se produce como consecuencia de una inflamación o muerte del nervio del diente. Entonces sería importante acudir al dentista infantil, que valorará el tratamiento más adecuado para este diente, siempre controlando y evitando lesionar el germen del diente definitivo.

5 claves para hidratarse en verano

Bajo el lema “Cinco claves en hidratación” el consejo general de colegios oficiales de farmacéuticos ha puesto en marcha una campaña para que los ciudadanos sean conscientes de la importancia de la hidratación en la época estival. La acción va enfocada a toda la población, pero en especial a los grupos más vulnerables, como son los ancianos, las embarazadas, los niños y las personas que hacen deporte.

Los consejos recogidos son los siguientes:

alimentos-reparar-piel-verano

1. No hace falta tener sed para líquidos, pues aunque la sed es una señal que nos avisa de que ya hay que ingerir líquidos es mejor adelantarse a ella.

2. Consumir entre 2 y 2,5 litros de líquidos diarios. Estos líquidos pueden ser consumidos a través de los alimentos o de las bebidas, siendo de especial importancia mantener una adecuada hidratación en las comidas.

3. El calor y la sequedad ambiental así como otras circunstancias especiales pueden favorecer la deshidratación. En caso de tener síntomas como sed, sequedad de mucosas y de la piel o disminución de la cantidad de orina, se deben consumir bebidas que reestablezcan el equilibrio hídrico del cuerpo.

4. En caso de practicar alguna actividad física, aunque sea de forma moderada, la hidratación es esencial antes, durante y después de su práctica, ya que el ejercicio produce la eliminación de agua y sales minerales. Está desaconsejado realizar ejercicio en las horas centrales del día durante la época estival.

5. Las dietas pueden variar los requerimientos específicos de agua y, por tanto, las necesidades de hidratación. Sin embargo es importante mantener un modelo rutinario de ingesta de líquidos durante todo el día, con especial atención en momentos de calor y actividad física.

Consejos para un correcto cepillado con cepillo eléctrico

Con los cepillos de dientes eléctricos que utilizan tecnología oscilante/giratoria, puede alcanzar una mejor eliminación de placa y reducción de gingivitis que con los cepillos de dientes manuales habituales.

La acción de este cepillado es muy diferente a la de los cepillos de dientes manuales comunes, ya que realiza el trabajo del cepillado por usted. Asegúrese de guiar el cabezal del cepillo hacia todas las partes de la boca.

A continuación se detallan las instrucciones de uso de la variedad de cepillos de dientes eléctricos y giratorios

ABRE BIEN LOS OJOS ANTES DE ABRIR TU BOCA

¿Te has preguntado alguna vez qué hay detrás de los chollos que ofrecen algunas clínicas dentales?

Ofertas GanchoDesde diagnósticos y limpiezas gratis, hasta tratamientos blanqueadores 2×1. ¿Suena bien, eh?
Pero lo que no sabes es lo que pueden esconder estas “súper ofertas”.
Porque lo que está en juego es tu salud bucodental, aquí te proponemos algunas preguntas que deberías hacerte antes de contratar un tratamiento de estas características.

  • NO MUERDAS EL ANZUELO

¿Por qué hay cada vez más clínicas que regalan todo tipo de tratamientos dentales?

Este tipo de clínicas, la mayoría pertenecientes a grandes grupos empresariales, sólo buscan incrementar, a corto/medio plazo, su cartera de clientes.
De hecho, muchas de ellas han sido creadas por personas ajenas a la profesión sanitaria, que se benefician de la gran oferta de dentistas que existe en la actualidad, sin preocuparse por la formación y experiencia en el campo de la odontología que éstos tengan.
Para ganar dinero rápidamente, ofrecen ofertas y tratamientos gratis o 2×1 (limpiezas dentales, diagnósticos…) que, a priori, parecen muy atractivas pero que pueden suponer un riesgo para tu salud.

¿Y por qué son tan baratos estos tratamientos en comparación con otras clínicas?

Como estas clínicas tienen mayor capacidad de compra, pueden “apretar” los precios de sus proveedores.
Asimismo, al responder a una mayor demanda, producen en masa, ofreciendo servicios y materiales de una calidad muy básica, que no garantizan la durabilidad de las piezas (coronas, empastes, fundas, prótesis…).
Las ofertas excesivamente económicas también pueden esconder, en ocasiones, tratamientos innecesarios (como extracciones de dientes), que no estaban previstos y que terminan por encarecer el presupuesto inicial.
  • QUE NO TE LA PEGUEN

ofertas_chollo¿Cómo puedo saber si los materiales que utilizan en mi tratamiento son de buena calidad?

No todos los materiales presentan la misma calidad ni las mismas prestaciones, lo que, evidentemente, se ve reflejado en el precio del tratamiento.
Ante todo, infórmate bien antes de contratar cualquier servicio, sobre todo si el precio resulta muy económico y es que, como muy bien dice el refrán, “nadie da duros a dos pesetas”.
No dudes en preguntar a tu dentista sobre los materiales y técnicas que tu tratamiento va a requerir.
Un buen profesional utilizará la mejor tecnología y el tratamiento adecuado y no tendrá reparos en responder todas tus preguntas y dudas.

¿Es normal que surjan costes imprevistos durante un tratamiento para poner implantes dentales?

Si se ha hecho un diagnóstico correcto no tiene por qué. Estas clínicas utilizan “precios gancho” para captar a cuantos más clientes mejor.
Una vez que “hemos picado”, nos dicen cosas como: “lo que se incluía en el precio era una parte del total del tratamiento” (generalmente no se incluye la corona o funda que va sobre el implante, la anestesia…), por no mencionar que el resultado no sea el esperado y haya que repetirlo.
En definitiva, pueden surgir nuevos gastos que “engorden” el presupuesto inicial y que hacen que el precio ofertado en un principio no tenga nada que ver con la realidad que el paciente termina pagando.
Para evitar sorpresas, aclara con tu dentista cualquier duda que te surja sobre tu presupuesto.
  • QUE NO TE LA CUELEN

diente_risaY si el diagnóstico es tan importante…
¿por qué hay tantas clínicas que lo regalan?

El diagnóstico es un momento de mucha responsabilidad, pues es cuando se va a identificar el problema del paciente.
Si el diagnóstico es erróneo, la situación no sólo no se arreglará sino que terminará complicándose.
El diagnóstico es un trabajo fundamental que requiere tiempo, medios, y, por supuesto, la valoración de un buen profesional en odontología, que informará honestamente al paciente sobre el tratamiento correcto a seguir y elaborará un presupuesto fiel a éste, sin sorpresas finales.

¿Un empaste puede tener “garantía de por vida”?

Ningún tratamiento dental (ya sean empastes, implantes, prótesis dentales…) puede tener “garantía de por vida” ni por un plazo superior a lo razonable. Consulta con tu dentista.
Si una clínica te ofrece algo así, piensa en si estará abierta cuando necesites hacer uso de ella, incluso (para cuando vuelvas), quizá, ya no trabaje allí el profesional que te hizo el tratamiento.
Recuerda que, además de la calidad de los materiales, el éxito de cualquier tratamiento depende en buena medida del profesional que lo realiza.
  • QUE NO TE ENGAÑEN

¿Valen los mismos ‘tratamientos blanqueadores‘ para todas las personas?

En función del caso de cada paciente se requerirá emplear unas técnicas u otras para conseguir resultados satisfactorios.
Por desgracia, cada vez es más habitual encontrarnos con ofertas del tipo: “blanqueamientos dentales 2 x 1”.
Estas ofertas vienen de clínicas que venden una técnica concreta, sin tener en cuenta las necesidades que pueda tener el paciente.
Para que el tratamiento tenga éxito, y ofrecer más posibilidades al paciente, hay que valorar cada caso concreto, por no mencionar la importancia que tiene la formación y experiencia del profesional.

¿Pueden conllevar riesgos los ‘tratamientos blanqueadores exprés’ que se realizan en los centros de estética?

Cada vez es más habitual que algunos establecimientos de estética realicen servicios de blanqueamiento dental rápidos y baratos.
Son tratamientos que, por lo general, duran unos pocos minutos y se realizan en dos o tres sesiones.
La mayoría de estos centros no cuentan con la supervisión de un profesional en odontología y plantean el tratamiento basándose únicamente en la estética, banalizando los cuidados dentales.
Ten cuidado con este tipo de ofertas porque pueden ocasionarte lesiones irreversibles en dientes y encías.

¿En que se diferencian estos tratamientos blanqueadores exprés de los que se realizan bajo la supervisión de un profesional en odontología?

Para empezar, en que los tratamientos que ofrecen estos centros estéticos sólo están contraindicados en menores, embarazadas y personas bajo tratamiento médico con tetraciclina (que ocasiona manchas en los dientes), cuando existen otros factores importantísimos que un profesional en odontología sí que tiene en cuenta a la hora de realizar un tratamiento blanqueador (si el paciente tiene caries, lesiones por desgaste o abrasión, hipersensibilidad…), pues no todo el undo puede someterse a un tratamiento de este tipo. Por otro lado, los productos que suelen utilizar estos centros estéticos contienen o liberan peróxido de hidrógeno, que –en concentraciones elevadas y debido a su enorme poder oxigenante– puede provocar alteraciones en el esmalte y, en consecuencia, desgaste prematuro, fragilización de los dientes, irritación, etc.
Monográfico publicado por el Ilustre Colegio Oficial de Odontólogos y  Estomatólogos de Murcia.

Cuidados para que la salud bucodental no se vaya de vacaciones

No olvidar los cuidados de nuestra boca durante el verano hará que no nos llevemos desagradables sorpresas a la vuelta de las vacaciones

La llegada del período vacacional no tiene por qué significar un cambio en nuestra salud bucal y periodontal. Sin embargo, señalan Regina Izquierdo y Francisco Gil Loscos, profesores asociados de la Universidad de Valencia(UV) y del Máster de Periodoncia e Implantes de la UV, en nuestra experiencia, observamos con frecuencia que a la vuelta de las vacaciones nuestros pacientes han empeorado su higiene dental con la consiguiente aparición de inflamación en las encías, la recaída en su problema periodontal, así como otros trastornos bucodentales.

Esto suele estar relacionado con el cambio de hábitos en el verano debido a la relajación de la rutina diaria, a los viajes, al mayor número de comidas fuera de casa o entre horas etc. Tener en cuenta una serie de recomendaciones básicas nos ayudará a llegar al final del verano con una dentición en unas buenas condiciones.

Aumento de la placa bacteriana

Cuidados para que la salud bucodental no se vaya de vacaciones

FOTOLIA

Durante el verano puede aumentar el riesgo de acumulación de placa bacteriana y un empeoramiento en la salud gingival, al disminuir la frecuencia del cepillado o bien porque este no se realiza de la manera habitual. Aunque no se tenga la posibilidad de cepillarse después de cada comida, el cepillado de la noche es algo imprescindible, así como el cepillado después del desayuno, pudiendo ser más laxo en cuanto la higiene bucal a lo largo del día. Por esto mismo, el cepillado antes de acostarse debería realizarse de la manera más exhaustiva posible: durante 2 minutos y siempre acompañado de limpieza interdental.

Más halitosis

Cuidados para que la salud bucodental no se vaya de vacaciones

FOTOLIA

Pero además, si a este problema de falta de higiene bucal durante las vacaciones se añade un incremento en la ingesta de bebidas alcohólicas y/o del consumo de tabaco, probablemente junto a los problemas periodontales va a aparecer o a empeorar la halitosis. Por supuesto, para evitar el mal aliento, además de mantener una buena higiene oral, es muy importante una ingesta frecuente de agua que ayude a mantener el flujo de saliva y la hidratación de la mucosa oral.

Hipersensibilidad dental

Cuidados para que la salud bucodental no se vaya de vacaciones

FOTOLIA

Otro problema frecuente es la aparición o el empeoramiento de la sensibilidad dental. Con la llegada del verano aumenta considerablemente el consumo de alimentos y bebidas frías. Este cambio de hábitos puede tener repercusiones en nuestra boca, existan o no problemas previos de este tipo. La consecuencia es la aparición de esa sensación molesta o incluso dolorosa, intensa y breve que aparece tras la toma de estos productos; sensación que se conoce profesionalmente con el nombre de hipersensibilidad dentinaria. La aparición de este fenómeno está relacionado con que muchas de las comidas y bebidas que se consumen más abundantemente en verano suelen tener un PH ácido. En la mayoría de los casos, cuando el consumo de zumos, refrescos de cola, vino blanco, bebidas isotónicas o energéticas, cerveza o el gazpacho por poner unos ejemplos, se combina con un cepillado incorrecto (ya sea con un cepillo duro o con excesiva fuerza), se desmineralizan y se desgastan los cuellos de los dientes con lo que se expone la dentina (tejido del diente que en condiciones normales está cubierto por el esmalte), lo cual favorece la aparición de esta sensibilidad dental.

Curiosamente, la toma de ácidos no es dolorosa por sí misma por lo que el paciente los sigue consumiendo. Esto, junto la persistencia de un cepillado “más agresivo” (por ejemplo, para compensar la falta de higiene durante el día), hace que este proceso se perpetúe: el paciente lo único que siente es la molestia que le producen los alimentos fríos y reacciona evitándolos, pero solo esto no resuelve el problema.

Para disminuir y controlar la sensibilidad las recomendaciones son simples: reducir en la medida de lo posible el consumo de estas bebidas ácidas, sobre todo si se toman aisladas (es preferible hacerlo acompañado de algún alimento sólido). Demás, el cepillado debe realizarse lo antes posible tras el consumo del ácido (mejor antes de una hora) y éste debe llevarse a cabo con un movimiento de rotación suave o de barrido desde la encía al diente, sin hacer demasiada fuerza para evitar el mayor desgaste del diente por la combinación efecto del ácido y el cepillado. Así mismo, si la sensibilidad es muy acentuada convendría, además, recurrir durante el período estival a la utilización de pastas o geles dentífricos específicos para el tratamiento de los dientes sensibles.

Más traumatismos dentales

Cuidados para que la salud bucodental no se vaya de vacaciones

FOTOLIA

Por último, no olvidar los traumatismos dentales más frecuentes durante el verano, que también son más habituales en estas fechas. Es importante tener claro como actuar frente a estas situaciones: mantener la calma y comprobar si el diente está o no fuera de boca, si solo está roto o fracturado y/o si tiene movilidad.

En el primer caso (diente avulsionado), no intentar limpiarlo y conserva el diente en leche o en saliva del paciente hasta llegar a la consulta dental, para así favorecer su reimplantación temprana en boca. Acudir al dentista en las siguientes 3 horas es fundamental para la supervivencia del diente.

En caso de fractura dental, también conviene guardar el fragmento fracturado y acudir rápidamente al profesional para aplicar el tratamiento adecuado, y así evitar el dolor e infección de la pulpa dental.

Por último, si el diente tiene movilidad, es importante evitar tocarlo y manipularlo con la lengua y acudir lo más pronto posible a la consulta dental para fijarlo a los dientes vecinos y valorar la necesidad de un tratamiento complementario.

No sin mis férulas

Cuidados para que la salud bucodental no se vaya de vacaciones

FOTOLIA

Dos recomendaciones finales para los usuarios de férulas de ortodoncia y de relajación: si se sale de viaje no olvidarlas en casa, pues a la vuelta puede suceder que ya no ajusten; además, hay que tratar de ponérselas en la medida de lo posible, aunque sea de manera discontinua en momentos aislados a lo largo del día.

Fuente: Noticias ABC.es