Implantes

Implantes Dentales

La aparición de esta técnica restauradora no es tan nueva, pero ha sido en los últimos años cuando los avances quirúrgicos y la aparición de materiales revolucionarios en este campo nos han permitido dar satisfacción a numerosos pacientes que sufrían grandes mutilaciones dentarias y óseas. Gracias a las nuevas técnicas quirúrgicas y a la aparición de nuevos diseños implantológicos han podido recuperar una función o una estética prácticamente perfectas.

Implantes1

Los implantes dentales son dispositivos destinados a sustituir dientes y a crear, ya sea en el maxilar superior o en la mandíbula, soportes estables, resistentes y eficaces sobres los cuales se adapta una prótesis con el fin de devolverle al paciente, parcial o completamente desdentado o edéntulo, una función adecuada y una estética compatible con toda su función social.

Por tanto, un implante dental puede ser definido como un elemento que se coloca en el lugar de uno o más dientes ausentes con el objetivo de servir como una raíz artificial, sobre la que se colocará, bien atornillada o cementada, una corona individual o un puente.

Para recibir implantes, es necesario tener las encías sanas y el hueso suficiente, tanto en anchura como en altura. El paciente además debe asumir el compromiso de mantener sanas estas estructuras. La higiene bucal meticulosa y las visitas regulares odontológicas son esenciales para que los implantes dentales sean exitosos a largo plazo.